Audi RS Q3   Información sobre el funcionamiento   Comprobar y reponer líquidos  Combustible
El tipo de gasolina correcto se indica en la parte interior de la tapa del depósito.
El vehículo dispone de catalizador, por lo que sólo se debe repostar gasolina sin plomo. La gasolina debe corresponder a las normas EN 228 o DIN 51626-1 y no contener azufre. Se puede reponer combustible con un porcentaje máximo de etanol de un 10 % (E10). Los tipos de combustible se diferencian por su octanaje.
Los siguientes textos reflejan la información que contienen los correspondientes adhesivos en la tapa del depósito:
Gasolina súper sin plomo de 95 octanos o gasolina normal de 91 octanos como mínimo
Se recomienda repostar gasolina súper de 95 octanos. Si no hubiera: gasolina normal de 91 octanos (con ligera pérdida de potencia).
Gasolina súper sin plomo de 95 octanos como mínimo
Se debe emplear gasolina súper de 95 octanos como mínimo.
Si no hubiera gasolina súper también podrá repostar, en caso necesario, gasolina normal de 91 octanos. En este caso, sin embargo, sólo se deberá conducir a un régimen de revoluciones moderado y no someter el motor a esfuerzos. Reposte gasolina súper en cuanto pueda.
Gasolina súper plus sin plomo de 98 octanos o gasolina súper de 95 octanos como mínimo
Se recomienda repostar gasolina súper Plus de 98 octanos. Si no hubiera: gasolina súper de 95 octanos (con ligera pérdida de potencia).
Si no hubiera gasolina súper también podrá repostar, en caso necesario, gasolina normal de 91 octanos. En este caso, sin embargo, sólo se deberá conducir a un régimen de revoluciones moderado y no someter el motor a esfuerzos. Reposte gasolina súper en cuanto pueda.
¡Cuidado!
  • Los combustibles con un alto porcentaje de etanol p. ej., E50, E85 no se deben repostar. El sistema de combustible se daña.
  • Basta con repostar sólo una vez gasolina con plomo para que el rendimiento del catalizador disminuya de un modo permanente.
  • Sólo deben utilizarse aditivos para la gasolina homologados por Audi. Los productos que llevan sustancias para aumentar el octanaje o reducir la detonancia pueden contener aditivos metálicos que originan daños de consideración en motor y catalizador. Los productos de este tipo no se deben utilizar.
  • No se deben emplear aquellos combustibles que aparezcan en el surtidor calificados de metalíferos. Los combustibles LRP (lead replacement petrol) contienen aditivos metálicos en altas concentraciones. ¡Peligro de dañar el motor!
  • La utilización de gasolina con un octanaje demasiado bajo puede ser la causa de que se produzcan daños en el motor si se conduce a un régimen de revoluciones alto o si se somete el motor a grandes esfuerzos.
Nota
  • En el vehículo se puede repostar gasolina con un octanaje superior al que requiere el motor.
  • En los países en que no se dispone de combustible sin azufre también se permite repostar combustible con bajo contenido de azufre.